Piezas torneadas a precisión y cortadas con láser

Altamente automatizadas, precisas y sofisticadas

Piezas trabajadas con laser

Como herramienta, el laser se caracteriza por un alto nivel de precisión, una alta capacidad de automatización y un nivel extremadamente alto de flexibilidad.

Los principales procesos en KERN-LIEBERS que involucran laser son la perforación, soldadura y recubrimiento, endurecimiento y retiro de rebaba.

Por ejemplo, la perforación con laser se utiliza para fabricar filtros de partículas con un diámetro de poro que va desde las 30 micras hasta 100 micras para aplicaciones de alta presión. Mediante rayos laser configurados de forma especial y con sistemas de control desarrollados de forma interna, contamos con la capacidad de fabricar filtros con miles de agujeros perforados en volúmenes de producción a gran escala. Por medio de estos filtros, se pueden proteger efectivamente inyectores de alta sensibilidad y válvulas reguladoras en sistemas de inyección de gasolina y diésel, así como componentes hidráulicos, de partículas de suciedad.

 La soldadura por laser de ha utilizado por mucho tiempo como un proceso de unión en volúmenes de producción a gran escala con una cantidad baja de consumo de calor y altos niveles de precisión. Dependiendo de los requerimientos del producto y propiedades del material, se utilizan tanto ondas laser continuas como en pulsos. Se utiliza en conjunto con sistemas de inspección especialmente desarrollados; este tipo de procesos altamente automatizados garantizan que los componentes sean de la más alta calidad, incluso en las condiciones más extremas. 

La soldadura por deposición de micro laser se utiliza en la fabricación de contactos. Este método permite una reducción del uso de costosas aleaciones de metales preciosos en el punto de contacto mediante el uso de pulsos laser ajustados de forma precisa para lograr un recubrimiento desde 20 hasta 50 micras de metal precioso.